jueves, 19 de diciembre de 2013

Miedo y psicología automática.


Una frase popular dice algo como, “cuanto más conozco a las personas, más quiero a mi perro”. Una triste pero muy popular frase, tanto en la teoría como en la práctica.

Lo cierto es que difícilmente alguien conozca realmente a alguien, en su lugar se ha logrado la conformidad de hacer un minucioso y sesgado análisis psicológico de aquel a quien se “pretende” conocer.

La psicología automática de reconocimiento es uno de los métodos más errados nacidos de la mente como herramienta de conocimiento, por simples razones, no tiene base certera ni causa certeza, por ende, asegura el miedo constante en el vivir.

La mejor manera que se tiene de elegir no estar en paz ni amando es, psicoanalizar todo y a todos, incluyendo a la propia personalidad.

Este mecanismo de psicología no es ni siquiera voluntario, y es natural, cualquiera que descubriese los resultados desastrosos que ésta causa, nunca elegiría practicarla voluntariamente.

Es un mecanismo mental automático a disposición del miedo. El miedo está en constante vigilancia, al resguardo de la personalidad o el ego el cual se siente primero, dividido y luego, atacado. Así es como el miedo es el vigía de la personalidad no así del bienestar.

martes, 3 de diciembre de 2013

El problema de facebook.

El término Facebook expresa con total sinceridad, un significado, la razón de su existencia,  que podría interpretarse como “Careta” o “Pantalla”. Face hace alusión a cara o faz. Mostrar una faz.

No puede ignorarse que la popularidad de esta red social, como otras, no es un fenómeno casual, sino que de alguna manera viene a concretar en real un deseo muy profundo de inter-conexión, aunque con algunas falencias y vicios, que tampoco pueden ignorarse.

Facebook tiene un problema y a la vez crea problemas, y es, cualquiera puede llegar a creer que un usuario facebook es lo que le gusta, lo que muestra, lo que opina y lo que “sigue”, es sus "amigos" o sus hobbies, sus estudios cursados o su lugar de residencia, los grupos sectorizados que integra o su familia, etc. y este problema no es insignificante, siendo que crea una gran ilusión que genera una inter-conexión en falso.

Si bien, este no es el único problema, es el mayor inconveniente para lograr, justamente, la inter-conexión.